Perú (II) – Moray y Salineras de Maras

Esto no es una guía de lo que puede hacerse en Perú o Bolivia ni de cómo debe hacerse. Esto es lo que hice yo.

Lo poco cerrado que tenía cuando fui a Perú & Bolivia era el billete de tren de Ollantaytambo a Aguas Calientes (Machu Picchu) y la propia entrada a Machu Picchu para evitar que se agotaran.

Yo llegué a Cuzco en avión desde Madrid con escala en Lima. Así que para llegar a Ollantaytambo desde Cuzco, contraté un tour que visitaba las Salineras de Maras y las ruinas incas de Moray.

Primero visitamos las salineras. De la montaña emana un poco de agua salada y caliente que es recogida en un montón de pequeñas terrazas donde dejan evaporar el agua para obtener la sal. Esta sal no es la forma con la que la gente del lugar se gana la vida sino un complemento.

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Tras esta visita fuimos a ver las ruinas incas de Moray. Se piensa que se trata de una serie de terrazas de cultivo donde poder experimentar con distintas temperaturas y humedades ya que varían desde lo más bajo a lo más alto.

Image

A partir de ahí el tour volvía a Cuzco, pero como no era mi destino, me dejaron en un cruce de carreteras donde pasaba un autobús local que iba hacia Urubamba. Éste fue el primer autobús local que tomé y era curioso. En la radio, a un sonido importante, sonaba una canción que no paraba de repetir “¡¡Borracha!! ¡¡La gente está borracha!!”. Bastante apropiada.

Al llegar a la estación de autobuses de Urubamba, me indicaron el que debía coger para continuar hasta Ollantaytambo. En este caso se trataba de una fregoneta llena asientos que salía cuando estaba llena. Yo fui uno de los últimos en llegar así que salimos de inmediato. Iba en la parte de delante junto al conductor y otra pasajera.

Como iba en medio y cada vez que alguien se bajaba, pagaba por la ventanilla contraria al conductor, al final me dediqué a pasar el dinero en ambos sentidos (pago y cambio). Me ofrecí a ser el ayudante del conductor pero me dijo que no se ganaba mucho de ayudante. Llegué a Ollantaytambo a la hora de comer.

2 Responses to “Perú (II) – Moray y Salineras de Maras”

  1. Ociore Says:

    Osea, que el tipo lo llegó a considerar, ¿no? Mira que si te hubiera llegaado a decir que sí, jajaja.
    Curioso lo de las salinas en la montaña. Yo estoy más acostumbrada a verlas junto al mar. Debe de ser un espectáculo el color cuando se secan allá arriba, no? Por cierto, son blancas (es que estoy acostumbrada al color rojizo de la flor de sal) 😛

  2. theearlybird Says:

    Son blancas pero también hay algunas con color rojizo…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s