Archive for February, 2012

Revisión Médica de Empresa

February 22, 2012

Cada cierto tiempo las empresas te ofrecen una revisión médica. Una de las primeras a las que fui resultó ser la más absurda hasta el día de hoy. Se hizo en la propia oficina en un despacho que “se acondicionó a tal efecto”.

Durante la revisión me preguntaron el peso, la altura y si tenía miopía, astigmatismo o qué al verme con las gafas puestas. No me pesaron, no me midieron y aparte de una extracción de sangre, poco más.

En el informe que llegó días después tuvieron los huevos de poner los datos que yo había dado y que ellos no verificaron, que tenía sobrepeso (cierto entonces) y me recomendaban que visitara al oftalmólogo. Yo miraba el informe mientras sonaba música circense en mi cabeza.

Después de eso voy preparado para cualquier cosa a las revisiones médicas de la empresa. O bueno, a pasar el rato.

En la de este año, mientras me sacaban sangre me preguntaron:
– ¿Has traído la muestra de la primera orina de la mañana?
– No.  O_O
– Ya, quizá es porque no lo pone en el email que se os envía con la cita y las instrucciones.
– (Mira tú por dónde que puede que sea eso. Esto promete. Por supuesto, no cambiéis el email no os vayan a cobrar como si fuera un telegrama.)
– Bueno, no importa. Como no es para detectar una infección también vale la segunda o la tercera, así que te doy el kit vaso – tubo y luego me traes la muestra.
– Vale. (O como vale cualquier cosa, te lo relleno con un gintonic y así en los resultados me entero de si la sedimentación que tiene el combinado está dentro de los parámetros normales de la orina).

Tras de la extracción fui a otra consulta para la revisión con la médico. Después de varias preguntas me empezó a mirar la espalda y a tocar a los lados de la columna. Al terminar no se le ocurre otra cosa que decir:
– Tienes los músculos de la espalda un poco fofitos, no?
– Fofitos… FOFITOS???!!!??!?!! Y tú milikitos, so payasaaaaaaaa
(Uff, qué chiste más chungo…)

Evidentemente en las recomendaciones de esta revisión estaba la de hacer deporte, y como quedaba soso, incluyeron consejos posturales para estar delante del ordenador, y otra serie de chorradillas para hacer bulto.

Fofitos… En mi defensa diré que si te levantas después de dormir por la noche, te duchas, sales de casa sin desayunar para el análisis de sangre, andas 4 manzanas hasta el centro médico y te manosean la espalda, lo que les pasa a mis músculos es que siguen durmiendo, coño. Fofitos… Estoy por indignarme e irme a la Puerta del Sol.

Advertisements