Archive for December, 2011

Calefacción Rota

December 5, 2011

Con el frío del invierno he empezado a encender la calefacción de zulito II. Es una bomba de frío / calor. Yo la enciendo y aquello se pone a ventilar, pero ventila un aire tan tibio que no sirve de mucho. He ajustado al máximo tanto la temperatura como la fuerza del ventilador pero sólo consigo lo justo para no morir por hipotermia. Ahora mismo en zulito II hace tanto frío que estriñe. No digo más. Hasta de cagar se te quitan las ganas (si no digo algo escatológico, reviento). 🙂

Tampoco sé lo que puede estar pasando. En verano utilicé algunas veces el aire acondicionado y no tuve problema. Se supone que es el mismo gas / líquido el que se utiliza para generar frío y calor. O no necesité mucho frío en verano o desde entonces hasta ahora el sistema tiene una pérdida y se le ha escapado la mayor parte del fundamento.

Pongo la calefacción y como sólo noto un aire tibio he llegado a pensar que igual me he vuelto un poco gay de un tiempo a esta parte y cualquier cosa me parece frío. Pero va a resultar que no. Esta tarde he comprado un termómetro de los que dan la temperatura y humedad interior y exterior. Lo he puesto en mi cuarto. La calefacción lleva una hora al máximo en todo lo que se puede programar y la temperatura es ésta (espero no haberlo quemado con el pedazo de flashazo que le he metido en la foto).

Nótese el momento IN de la pantalla.

Estoy en casa con miedo a perder los dedos de los pies. Todas mis energías ahora se concentran en salvarlos. De la nariz ya no me preocupo. Ayer se me cayó la punta así que no parece que sea recuperable.

El técnico del sistema de calefacción me ha dado hora para dentro de una semana. No estoy seguro de poder mantenerme con vida hasta entonces.

Por las mañanas, retraso todo lo posible la salida de la ducha. Y en el último momento pongo el agua un poco más caliente buscando el momento langostino. Ahora mismo no me sorprendería que el equipo de “Al Filo de lo Imposible” pasara por delante de mí. Zulito II se ha convertido en una de las nuevas fronteras en cuanto a retos extremos se refiere.

Estos días me voy a dormir con la sensación de estar en el campo base del Everest. Ayer creo que lo último que dije en la inconsciencia que llega antes del sueño fue: “Buenas noches, Juanito. Buenas noches, Edurne”.

Advertisements

December 1, 2011

www.sabaticos.com