Camino Norte de Santiago Parcial en Bicicleta (I)

Durante unos días he hecho una especie de Camino de Santiago a mi bola. Ni llevaba la vieira, yo hubiera puesto en la bici un par de mejillones, ni credencial para que me sellaran, ni he parado en ningún albergue.

Llevar una bicicleta en tren hasta el punto de salida, o desde el punto de retorno, es una aventura. No se puede llevar en trenes de largo recorrido excepto en los nocturnos, donde tienen que ir desmontadas, en una bolsa de transporte y bajo la cama. La única opción para llevar bicicletas sin desmontar son los trenes de media distancia y los cercanías. Hay un límite de 3 bicicletas por tren y a partir de ahí depende del revisor del tren. En algunas estaciones te dan un billete (gratuito) para la bici junto con el billete normal. De esta forma te puedes asegurar llevar la bici. En otros casos, es imposible conseguir el billete para la bici y si el tren ya lleva 3 bicis dependes del revisor del tren, que te puede dejar en tierra tranquilamente. Los revisores con los que yo he tratado siempre han puesto facilidades, aunque gracias al desinterés de Renfe por la gente que viaja con bici, coger un tren con ella puede ser una lotería. Me gustaría que el sistema mejorase aunque tengo la impresión de que no hay ningún interés al respecto. Eso sí, luego en la TV salen un montón de estupideces para fomentar el uso de la bici. Chorradas y mentiras. No hay interés real.

Para llegar a Irún en tren con la bici, salí un sábado a las 8.30h de la mañana desde Madrid hasta Vitoria, 20 minutos de transbordo, y cogí un segundo tren hasta Irún para llegar a las 16.30h. La bici en tren va sin nada especial (la bolsa azul con un saco de dormir se quedó en Navarra porque ya era llevar mucha tontería “por si acaso”).

La rutina general más o menos general que he seguido en la ruta ha sido:

– Levantarme sobre las 8h, bajar a desayunar, empaquetar bártulos, montar la bici con tranquilidad y salir sobre las 10h como muy tarde.

– Pedalear durante la mañana hasta las 14h – 16h.

– Buscar alojamiento barato, lavar ropa, ducharme y dar una vuelta para comprar algo de fruta o comida y buscar un sitio donde cenar. Un par de días fui a la playa por la tarde.

Debería haber parado en un albergue de peregrinos aunque fuera una única vez para ver el ambientillo pero al final no lo hice. Seguramente tampoco es que encontrara un gran ambiente porque el Camino Norte de Santiago es menos transitado que el Camino Francés, aunque me han dicho que va ganando peregrinos, y porque he visto a pocos peregrinos ahora en septiembre. Quizá no seguí la ruta exacta de algunos de ellos porque he oído que este verano fue una locura.

 

Trayecto: Baztán (Navarra) – Gijón (Asturias)

Días de ruta: 10 días aunque sólo 8 fueron etapas reales.

Kilómetros totales: 554.77km incluyendo todo.

Media kilómetros diarios: 63.31km incluyendo sólo las 8 etapas reales.

 

Podría haber hecho más kilómetros diarios, pero acababa bastante cansado con la distancia hecha, me molestaba un poco una rodilla y es más bonito ir por el camino marcado en el libro – guía que llevaba que ir por la carretera haciendo kilómetros más rápidamente. Dependiendo de las ganas y el tiempo que tenía, hacía alguna parte del camino marcada por el libro. El resto por carretera. Excepto en casos puntuales son carreteras poco transitadas.

Al principio me agobiaba un poco no avanzar lo suficiente cada día y no poder llegar a Santiago para hacer el guiri, pero al segundo día supe que no llegaba ni de coña y decidí tomármelo con más tranquilidad e intentar hacerlo más despacio disfrutando más del paisaje. Como soy un angustias, empecé a ir más tranquilo pero tampoco es que fuera paseando y cogiendo los caminos que detalla la guía que tenía.

Está muy bien lo de salir de la carretera y entrar en caminos por zonas en las que no has estado nunca pero donde encuentras señales por las que seguir sin tener sensación de estar perdido. En el peor de los casos encuentras a alguien a quien preguntar.

Otra alternativa a hacer el camino y un buen plan es usar algún finde largo para hacer alguna etapa suelta del Camino con tranquilidad. Así se puede aprovechar la infraestructura del Camino para hacer partes sueltas del mismo.

5 Responses to “Camino Norte de Santiago Parcial en Bicicleta (I)”

  1. Ociore Says:

    🙂 Me alegra saber de tí!!

    A Santiago, a hacer el guiri, ya fuiste el año pasado con nosotros, así que no hay por qué agobiarse…😛 Esta bien, de vez en cuando, vivir la vida relajadamente, y saltarse “el propio manual de instrucciones”. Te lo digo yo, que soy otra angustias, como tú dices…😄

  2. Carlota Says:

    Vaya, sigues vivo!! Que sorpresa tan agradable! Igual algun dia te volvemos a ver… o no, quien sabe, eres taaaan imprevisible…
    Bueno, me alegra que disfrutases de tu paseo en bicicleta🙂

  3. theearlybird Says:

    Ociore: Y volví a estar otra vez este julio. Estuve dando vueltas en moto durante una semana por la cornisa cantábrica y llegué hasta Fisterra.

    Tengo que practicar eso de relajadamente… 😀

    Carlota: En serio que soy imprevisible?? Yo creo que soy bastante previsible, jeje. Sip, tenemos que vernos.🙂

  4. Carlota Says:

    Ya sabia yo que llamarias… si que eres previsible, si. Ahora quedamos esperando tu visita🙂

  5. theearlybird Says:

    XDDDD

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s