La Dieta Definitiva

Con la cantidad de libros sobre dietas infalibles, aquí va la verdadera Dieta Definitiva. Con licencia opensource de ésas del Interné. Si consigo algún fan no tengo ninguna duda de que ganará, gracias a mí, un preciado PREMIO DARWIN. Lástima que sólo se entreguen a título póstumo. Pero es lo de menos. Lo importante, participar.

DARWIN AWARDS
A Chronicle of Enterprising Demises
Honoring those who improve the species…by
accidentally removing themselves from it!


Como toda dieta consiste en deshacerse de lo que nos sobra. Pero ahora viene la parte revolucionaria. La clave de la dieta es decidir qué es lo que nos sobra. Qué no necesitamos.

Se empieza por cosas sencillas. Por ejemplo, los riñones. Dos riñones es obviamente redundante. Fuera uno. Encima reducimos a la mitad el molesto problema de “me duelen los riñones”. Ahora nos dolerá uno. En el mejor de los casos.

A partir de aquí ya va todo rodado. La gente vive sin bazo, al cuerno con él. La tiroides. Eso es una cosa abstracta, pero en caso de existir realmente fuera también. La de problemas que he oído que da la tiroides. El hígado. De éste hay que deshacerse sin miramientos. No sólo es una carga muerta sino que encima trabaja contra ti. Tú ahí bebiendo tus copas y el cabrón del hígado dejándose la vida para eliminar el alcohol de la sangre. Si es que encima sale caro.

El páncreas. Esto es otra cosa que ni sé localizar ni para qué sirve. Y encima el nombre es horrible. Fuera. La próstata. Me sobra. No tengo recuerdo de haberla usado jamás. Intestinos. Sobra uno de los dos y además a uno de ellos le sobran varios metros.

Y si del cerebro es verdad eso que dicen que sólo se usa el 10%… Bueno, ahí dejo la idea.

Una vez confeccionada la lista sólo hay que conseguir un médico que nos ayude a deshacernos de todo lo inútil. Sin duda alguna nos habremos librado de unos cuantos kilos de más. Pero nada de tirar los sobrantes. Hay que donar todo lo que sea posible. ¡¡¡Anda y que engorden los demás y se jodan!!!

Ahora, sin tardanza, voy a tomarme la medicación y a cenar una fabada light antes de ensobrarme.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s