Aterriza Como Puedas

4 Mayo 2009.
Unas 200 personas y Rafa vuelan de Madrid a Dublín. Viaje tranquilo hasta que llega el aterrizaje.

Avión que baja, baja, baja y a punto de tocar suelo (yo creo que tocamos suelo al menos con una rueda), el piloto aborta el aterrizaje y empieza a subir. En el esfuerzo se debió retorcer todo el avión. Alas, cabina, alerones, … todo.

¡¡VAMOS A MORIR!! Vamos a morir y la máquina del aeropuerto no me dejó escoger asiento. ¡¡MIERDA!! Morirse no es bueno, pero al menos… ¡¡quiero verlo!! ¡¡Mi reino por una ventanilla!!

En el momento en el que el piloto a última hora decidió abortar el aterrizaje y tirar para arriba, se hizo un silencio tenso. A muchos se nos hubiera salido el corazón por la boca si no llega a ser porque con el avión subiendo se nos había caído a los pies.

El tío que había al otro lado del pasillo, se recostó en el asiento y se puso la mano en la cara en plan: “¿Quién me mandaría irme de vacaciones más allá de Wicklow?”. Pero el récord de los que yo pude ver lo tenía la vieja pedorra. Por si no se nota, antes del incidente ya le había cogido manía. Se puso las manos en la cara al más puro estilo “Vamos a morir todos” y cuando las bajaba era para juntarlas con los dedos entrelazados y empezar a rezar. Detalles así ayudan mucho.

Cogí manía a la vieja pedorra al embarcar. Era la única histérica que llevaba una mascarilla contra la gripe porcina, la fiebre porcina, la nueva gripe, la gripe A o lo que carajo se haya escapado por ahí. Una mascarilla de ésas que probablemente no funciona, pero que definitivamente no funciona si, dentro del avión donde la posibilidad de contagio de cualquier cosa es mayor, te la quitas para comer un caramelo, para tomarte un café con un bocadillo, te la bajas porque sí o te la quitas del todo para dormir la siesta con la boca abierta. Pedorra histérica…

Además del rato no muy agradable que pasamos, mis preocupaciones eran las siguientes:

– Sr. Piloto, como no aterrice en una de estas vueltas que está dando sobre el aeropuerto, se le va a acabar el CD de jazz relajante que nos ha puesto para el aterrizaje.
– Si no aterriza pronto, me temo que tendré que irme a mear me dejen o no. Me encanta ir a mear en los momentos más inoportunos. En un avión que se va a estrellar, en el momento más interesante de una película en el cine, cada 10 min en un viaje, …

Y pensando en la tendencia que tenemos los emigrantes a llevarnos todo tipo de embutidos en el equipaje y la poca habilidad para las repatriaciones en desastres aéreos del gobierno español, yo ya veía los titulares de los periódicos: “Los expertos aseguran que con los restos repatriados a España sería más sencillo reconstruir varios cerdos antes que un ser humano.”

Al cabo de un rato, en lo que creo que fue el segundo intento serio, aterrizamos sin problemas y cuando la velocidad disminuyó, se pudieron oír las primeras palabras del piloto: “Bienvenidos a Dublín. Son las 18h, la temperatura es de 14 grados. No conecten sus dispositivos electrónicos hasta que nos hayamos detenido completamente. Tengan cuidado al abrir los compartimentos superiores no vaya a haberse movido el equipaje y pueda caerle a alguien. Espero que hayan disfrutado del viaje y volver a volar con ustedes pronto.”

Parece ser que para el piloto el aterrizaje fue completamente normal. Olvidé su nombre para evitar volar con él de nuevo o para, al menos, pedir ventanilla y ver todo el espectáculo.

15 Responses to “Aterriza Como Puedas”

  1. shalafi Says:

    Eh, a nosotros nos paso lo mismo pero al aterrizar en Maadrid. Levantamos vuelo a escasos 2 metros del suelo, mas tarde nos dijeron que habia “algo” en medio de la pista. Y digo yo, se podia ser un poco mas especifico, no se, un avion, un camion, una vaca…

    El comentario que hice yo en su momento fue: Hay que joderse, si quieren que los novatos practiquen, que usen el Flight simulator…

  2. Nür Says:

    ¿Así, sin ninguna explicación? Jo.
    Deberías haber aprovechado y pegarle un gomazo en la cara con la mascarilla a la pedorra, mientras dormía… “señora, se le estaba saliendo la gripe en cada ronquido” Hay que joderse.

    Un besote,
    Nür

  3. theearlybird Says:

    shalafi: Pues a escasos 2m del suelo, probablemente vio un caracol, le dio asco pisarlo con las ruedas y levantó el avión de nuevo, jajajaja

    Nür: La pedorra llevaba la máscara para protegerse ella de los demás, no para protegernos a nosotros de ella. En estos casos, normalmente se trata de una histérica y pocas veces tiene una explicación lógica (igual es que realmente le habían dicho que viajaba con una piara de cerdos chungos en el avión, jajajajajaaa)

  4. Carlota Says:

    Espero que mis triskis no hayan sufrido mucho en el aterrizaje🙂
    Y espero verte por aqui cuando se te haya pasado el susto, o no… ;D

  5. Alfonso Armenta Says:

    Chico, chico, tanta excitación, es cómo el que se sube al bordillo aparcando, se baja uno y lo vuelve a intentar.

  6. theearlybird Says:

    Carlota: Triskis are fine. Ya iré por ahí, jeje🙂

    Alfonso: Si lo malo es que en este caso el bordillo era enooooooorme. Y yo sin ventanilla!!! 😄

  7. Bertadoc Says:

    Olé, Olé y Olé!!!!
    Bravo por el “toreador” español que ha logrado sobrevivir con los triskis y el embutido intactos a una cuasi-catastrofe area.
    Eres mi héroe!!!

  8. theearlybird Says:

    “Toreador”!! Qué grima!!! 😀
    No fue fácil mantener la compostura en esos momentos de tensión… jajajaja
    Me hubiera gustado correr arriba y abajo por el pasillo del avión gritando desencajado “VAMOS A MORIR!! VAMOS A MORIR! TODOS!!”. En lugar de eso, se me puso una media sonrisa. Seguro que los pocos que cruzaron la mirada conmigo pensaron que yo era gilipollas (igual sí, jejeje)

  9. elzorrocloco Says:

    Dios, qué forma de contarlo XDDDDDDDDD

    “Vale que vayamos a morir, ¡pero al menos quiero verlo!”. Buenísimo😄 Me gusta la mala baba de los últimos posts😛

  10. theearlybird Says:

    En realidad, tengo más mala baba que buena. Por lo visto, había conseguido no soltarla en los posts pero se está haciendo incontenible.😄

  11. Satanico Says:

    vaya tela, tambien me pasó en Barcelona una vez, pero no perdí la calma, me levanté, entré en la cabina del piloto, le di un beso de tornillo a la azafata y tomé los mandos del avion justo a tiempo para aterrizar sin problemas… weno, la verdad es que me acojoné un rato, pensaba que ibamos a estamparnos contra la torre Agbar, el pene, pero al ver que la azafata no se sacaba el rosario, ni lloraba ni nada… decidí que igual era algo controlado.
    Aun así estuve rezando a varios dioses… por lo que pudiera pasar.

  12. txiguin Says:

    Que ironia te gastas y que bien lo cuentas, ainssss me estoy riendo todavia (aunque en tu caso el “acojone” tuvo que ser de “AUPA”).

    ¿Còmo dices que se llamaba la “pilota” o era “piloto”?. Veo que vas mejorando ya ese Inglès.

    Cuidat Rafa. Salud2.

  13. theearlybird Says:

    Vaya, por lo que estoy viendo este tipo de aterrizajes no es normal pero tampoco algo extraordinario… Para una pseudo-aventurilla que podía escribir en el blog… Cabrones! Que me pisáis la ilusión!! Jajajaja

    Si es que veo que no seré original ni al diñarla. Claro que si me estrello en un avión, tampoco será muy original. No seré el primero y encima habrá unas 200 personas lo suficientemente solidarias como para acompañarme en el trámite. Aunque siempre hay algún esquirol que se libra en estos casos.

  14. Gitana Says:

    Porfiii una de Andreita como puedas 2!!!

  15. Polladas « The Early Bird Says:

    […] Yo no quería. […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s