Archive for May, 2009

Buzón

May 29, 2009

Cada vez más veces estoy un poco harto de Irlanda. Pero hay que reconocer que esto es una mina.

A pesar de llevar unos dos años y medio en el zulo, entro y salgo del edificio como si fuera un fantasma. No me cruzo con ningún vecino, y si lo hago, no sería capaz de reconocerlos.

Hoy he ido a mirar si tenía algo en el buzón. Y efectivamente algo había. Pero no cartas. Me he encontrado la parte inferior de un bikini o quizá eran las bragas de una tía. Entiendo que causo furor entre las mujeres, pero nadie me conoce en el edificio donde vivo, así que se me ocurren dos posibilidades.

Mi vecino de la puerta de al lado es un triunfador, pero sus conquistas no saben diferenciar un número de otro a la hora de dejar regalos.

Alguna tía ha llegado, o se ha ido, con una castaña importante y por motivos desconocidos ha considerado oportuno hacer uso de los buzones, en concreto el mío.

Y esto ha pasado un miércoles. Nada de fin de semana loco. Aunque ha sido cuando el Barça ha ganado la Copa de Europa. Pero no creo que eso haya influido.

Así que he dejado el trofeo encima del bloque de buzones y he vuelto a entrar en casa. Cuando he vuelto a salir más tarde, alguien se lo había llevado. La propietaria ha recuperado parte de su vestuario. O alguien ha reconocido la prenda y se la hará llegar. O peor aún, a alguien le ha gustado y se lo ha llevado.

Seguiré alerta para ver qué es lo próximo con lo que me sorprenden por aquí.

Advertisements

Polladas

May 25, 2009

Título con gancho. Una lástima que vuelvan a ser recetitas lo que toca.

En un ataque de cultura general, dedico el post a Andreita como regalo de primera comunión (casi se me escapa el magno evento) y en un intento por solucionar aquellos problemas de “¡Andreiiiiiita, cómete el poooooolloooooo!”. No he podido encontrar el sonido original de aquel momento histérico pero he encontrado un documento igual de espeluznante. Quién me mandaría buscar…

Yo no quería.

Pollo a la Cerveza

Picar cebolla y ponerla a pochar con un poco de aceite. Cuando empiece a estar transparente, añadir maicena, mezclar bien, añadir el pollo y darle unas vueltas para que se dore. Añadir una pinta de cerveza y dejar que reduzca y que la maicena espese la salsa. Salpimentar. Acompañar con patatas para mojar en la salsa.

No tengo muy claro que esto sea una gran receta, pero a mí me gusta.

Foto 0270

Pollo Oriental

O al menos eso dice la receta.

Ingredientes:
– 300 g de pollo
– 6 cuch de aceite de sésamo
– 4 cucharadas de salsa de ostras
– 1 cucharadita de maizena
– 100 ml de caldo de pollo
– 30 g de almendras

Preparación:
– Cortar el pollo en cubos y sazonarlos con sal y pimienta.
– Saltearlos en una sartén o wok (va a ser que sartén). Cuando estén dorados agregar la salsa de ostras y el caldo de pollo y dejar cocer unos 5 min. Salpimentar.
– Añadir las almendras y espesar la salsa con un poco de maizena disuelta en agua o caldo. Servir caliente.

Acompañar con verduras en wok: zanahorias, brócoli, champiñones y hojas de col china salteadas con jengibre y ajo.

Esto último lo ponía la receta. Otra cosa es que yo lo intentara hacer o que haya visto una col china en mi vida.

Foto 0267

Cuscús con Pollo

Fuente: http://diezminutosenlacocina.blogspot.com/2007/09/cuscus-con-pollo.html

Ingredientes (Para dos personas):
– 250 gramos de cuscús
– Una pechuga de pollo
– Una lata de brotes de soja
– Una lata de maíz dulce
– Una cucharadita de Ras el Hanout
– Una cucharadita de jengibre
– Un par de cucharadas de salsa de soja
– Una cucharada de semillas de sésamo
– Aceite de oliva y mantequilla

Foto 0268

Preparación:
En una sartén grande ponemos 250 ml de agua y la llevamos a ebullición. La apartamos del fuego y echamos el cuscús. Lo dejamos reposar unos 3 ó 4 minutos.

Al mismo tiempo cortamos el pollo en taquitos pequeños y lo freímos en otra sartén. Cuando este medio hecho le añadimos media cucharadita de ras el hanout y una cucharada de salsa de soja y terminamos de hacerlo.

Ponemos de nuevo al fuego el cuscús, le añadimos unos 30 gr de mantequilla y una cucharada de aceite de oliva, y lo removemos hasta que quede suelto. Le incorporamos media cucharadita de ras el hanout, el jengibre y la cucharada de salsa de soja. Una vez mezclado todo bien apagamos el fuego incorporamos el pollo, los brotes de soja, el maíz y el sésamo y volvemos a mezclar.

Foto 0269

Aterriza Como Puedas

May 5, 2009

4 Mayo 2009.
Unas 200 personas y Rafa vuelan de Madrid a Dublín. Viaje tranquilo hasta que llega el aterrizaje.

Avión que baja, baja, baja y a punto de tocar suelo (yo creo que tocamos suelo al menos con una rueda), el piloto aborta el aterrizaje y empieza a subir. En el esfuerzo se debió retorcer todo el avión. Alas, cabina, alerones, … todo.

¡¡VAMOS A MORIR!! Vamos a morir y la máquina del aeropuerto no me dejó escoger asiento. ¡¡MIERDA!! Morirse no es bueno, pero al menos… ¡¡quiero verlo!! ¡¡Mi reino por una ventanilla!!

En el momento en el que el piloto a última hora decidió abortar el aterrizaje y tirar para arriba, se hizo un silencio tenso. A muchos se nos hubiera salido el corazón por la boca si no llega a ser porque con el avión subiendo se nos había caído a los pies.

El tío que había al otro lado del pasillo, se recostó en el asiento y se puso la mano en la cara en plan: “¿Quién me mandaría irme de vacaciones más allá de Wicklow?”. Pero el récord de los que yo pude ver lo tenía la vieja pedorra. Por si no se nota, antes del incidente ya le había cogido manía. Se puso las manos en la cara al más puro estilo “Vamos a morir todos” y cuando las bajaba era para juntarlas con los dedos entrelazados y empezar a rezar. Detalles así ayudan mucho.

Cogí manía a la vieja pedorra al embarcar. Era la única histérica que llevaba una mascarilla contra la gripe porcina, la fiebre porcina, la nueva gripe, la gripe A o lo que carajo se haya escapado por ahí. Una mascarilla de ésas que probablemente no funciona, pero que definitivamente no funciona si, dentro del avión donde la posibilidad de contagio de cualquier cosa es mayor, te la quitas para comer un caramelo, para tomarte un café con un bocadillo, te la bajas porque sí o te la quitas del todo para dormir la siesta con la boca abierta. Pedorra histérica…

Además del rato no muy agradable que pasamos, mis preocupaciones eran las siguientes:

– Sr. Piloto, como no aterrice en una de estas vueltas que está dando sobre el aeropuerto, se le va a acabar el CD de jazz relajante que nos ha puesto para el aterrizaje.
– Si no aterriza pronto, me temo que tendré que irme a mear me dejen o no. Me encanta ir a mear en los momentos más inoportunos. En un avión que se va a estrellar, en el momento más interesante de una película en el cine, cada 10 min en un viaje, …

Y pensando en la tendencia que tenemos los emigrantes a llevarnos todo tipo de embutidos en el equipaje y la poca habilidad para las repatriaciones en desastres aéreos del gobierno español, yo ya veía los titulares de los periódicos: “Los expertos aseguran que con los restos repatriados a España sería más sencillo reconstruir varios cerdos antes que un ser humano.”

Al cabo de un rato, en lo que creo que fue el segundo intento serio, aterrizamos sin problemas y cuando la velocidad disminuyó, se pudieron oír las primeras palabras del piloto: “Bienvenidos a Dublín. Son las 18h, la temperatura es de 14 grados. No conecten sus dispositivos electrónicos hasta que nos hayamos detenido completamente. Tengan cuidado al abrir los compartimentos superiores no vaya a haberse movido el equipaje y pueda caerle a alguien. Espero que hayan disfrutado del viaje y volver a volar con ustedes pronto.”

Parece ser que para el piloto el aterrizaje fue completamente normal. Olvidé su nombre para evitar volar con él de nuevo o para, al menos, pedir ventanilla y ver todo el espectáculo.