Pork Loin Chops Boneless

Día festivo. Levantarse, ducharse, ponerse gayumbos. Uhm, parece que estos gayumbos empiezan a apretarme. Inmediatamente, la circulación se ve claramente afectada. Tras un rato, los niveles de hormonas masculinas caen sensiblemente. De repente tengo necesidad de mirarme en el espejo a ver si estoy mona. Uhm, quizá un cambio de corte de pelo. O unas mechas. Algo casual. Uno de esos cortes casual que necesitan 20 minutos delante del espejo para salir a la calle como si no te hubieras peinado. Hay que joderse.

Tras más tiempo, los niveles han bajado tanto que empiezo a creer entender los colores que hay tras nombres como blanco hueso, blanco marfil, blanco ROTO (¿?), … Asustado ante la posibilidad de que la situación se convierta en irreversible, aborto el experimento y me cambio de gayumbos. El blanco vuelve a ser blanco. Punto.

Tras la introducción (¿ein?), el otro día en la carnicería (sección “todo ya empaquetado” que es la que yo entiendo), cogí una bandeja de aquí, una de allá y otra más de por ahí. Se lo di todo al carnicero, lo metió en una bolsa, me cobró y hasta luego, Lucas.

Al llegar a casa, me doy cuenta que me he llevado el cartel con el precio de una de las secciones.

foto-02651
Fascinante. Ahí me di cuenta del REDUCED. En su momento el precio no me pareció tan reduced.

Hay que ver lo que escribe la gente cuando no tiene nada que decir.

4 Responses to “Pork Loin Chops Boneless”

  1. Cattz Says:

    El blanco hueso y el blanco marfil son colores que tienen de base el blanco de toda la vida mezclado con una pizca de ocre, que les da calidez.
    El blanco roto, sin embargo, está mezclado con un poco de negro.
    ¿Has pensado en comprar calzoncillos nuevos?

  2. theearlybird Says:

    Respuesta en plan listas…

    1.- “No me lo puedo de creer”. Nunca había querido profundizar mucho en los distintos blancos (que resultan no ser blancos, pero bueno). Y ahora me doy cuenta de que son colores claramente definidos y no una abstracción de las mujeres. No tengo palabras. Estoy en estado de shock.

    2.- Entonces, el blanco roto no es blanco sino gris. Por qué no llamarlo gris roto? Aunque tampoco tendría sentido, porque roto ni es color ni es nada.

    3.- Me quedo mucho más tranquila sabiendo las diferencias. Pero no dejo de sentirme como una especie de daltónico. Mi vida ya no será la misma.

    4.- No puedo comprarme gayumbos nuevos. Imposible. Porque
    a) Me perdería momentos como: “Mamá! Ya te lo he explicado!! No son bujeros, son gayumbos breathable!”
    b) Perdería mi lado femenino ahora que lo he descubierto, juasjuasjuasjuasjuas.

    5.- La verdad es que no esperaba ningún comentario en esta paranoia de post. Acabas de darme la excusa que no necesitaba (jajajaaa) para hacer otros de estilo similar. Que sepas que te has convertido en cómplice. 🙂

  3. jose Says:

    pues imagínate al pobre carnicero, buscando el cartelito de marras por toda la tienda…
    y qué leches es el F.X. en rojo y por duplicado? son chops virtuales o algo?

  4. theearlybird Says:

    Naaaaa, no creo que echara de menos el cartel…
    La carne no tenía ningún efecto especial.🙂 F.X. Buckley Ltd. es el nombre de la carnicería. De ahí lo de FX. 😀

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s