Volare

¡Qué cariño estoy cogiendo a los aeropuertos! Al volver de Madrid a Dublín, un vuelo de dos horas y media de duración tuvo un ligero retraso de 7 horas. Tras todo ese tiempo, ahora tengo mono y me planteo volver al aeropuerto a pasar parte del finde.

Mi vuelo salía a las 18.30h del jueves, así que ahí estaba yo a las 16.30h en la cola de facturación. Los mostradores abrieron a eso de las 17.00h o más tarde. Antes de abrir los mostradores había una cola que se transformó en dos tras su apertura. Por supuesto, la segunda fila se formó en ese momento con gente recién llegada al aeropuerto.

Mis padres me acompañaron al aeropuerto para despedirse allí de mí y ellos estaban más mosqueados que yo. La verdad es que yo, más que mosqueado, estaba cansado. Mi madre iba y venía de la cola a los mostradores. Y en eso llegaron las 18.00h y yo seguía en la cola de facturación.

Aquí volvió mi madre una vez más de los mostradores y sin más explicación, me dice: “Sígueme”. Inexplicablemente le hice caso. ¿Sería por la cantidad de argumentos recibidos? ¿Por la seguridad del “Sígueme” aunque se podía suponer que no había nada en que basar tal seguridad? Así que le seguí y me dijo: “Ponte ahí que tú eres el siguiente”. Aquí es donde empecé a arrepentirme de hacerle caso. ¿Cómo es posible que le haga caso sin pensar, como si yo tuviera dos años?

Por lo visto, mi madre consiguió desbordar al supervisor del personal de facturación de RyanAir dándole la brasa con que, dada la mala organización, estaba facturando gente que había llegado mucho después que yo (la segunda fila formada al abrir los mostradores). Pero el supervisor cedió sin saber que luego tendría que pegarse con un montón de personas en lugar de con mi madre únicamente.

Y cuando me salí de la cola, algunos que estaban detrás de mí en ella, me siguieron. Así que de repente me encontré en mitad de un chaparrón, sin explicarme cómo puedo dejarme meter en estos líos sin rechistar.

Así que no me quedó otra que hacerme el tonto, magnífica actuación por cierto, y facturar mientras, a unos metros, oía quejas que eran contestadas por mi madre con un invariable “Facturamos ahora porque me lo ha dicho este señor. Hablen con él”. Bochornazo. Y no sólo eso. Yo pensaba que iba a salir calentito de ahí.

Facturé, incluso cuando por la hora la facturación debía estar cerrada, y me largué de ahí mirando al suelo y dejando que el resto se pegaran entre ellos. Me despedí de mis padres y me fui a pasar el control de seguridad.

Una vez dentro de la zona de embarque, el vuelo tenía ya un retraso de 5 horas, así que me fui al punto de información a preguntar. La respuesta fue que el vuelo tenía retraso de 5 horas, que la puerta del embarque era tal (por supuesto al final de la terminal, para que no montásemos un lío en medio de todo el mundo) y que esperara allí a uno de RyanAir que iba para allá a dar explicaciones y a repartir unos cupones para tomar un sándwich y un refresco. Encontré al payo de RyanAir una hora y media y cuatro visitas al punto de información después de esto.

En la espera, el vuelo se retrasó otra hora más, y alguien decidió largarse, así que cuando nos contaron dentro del avión, no salían las cuentas, y tuvieron que encontrar a quién faltaba para sacar su equipaje del avión por “motivos de seguridad”. Otra hora más esperando dentro del avión.

Finalmente despegamos a la 1.30h del viernes. Y cuando se despega de noche, el procedimiento de vuelo indica que deben apagarse las luces de la cabina. Los motivos son obvios. Primero, para no deslumbrar al piloto. Y segundo, para no ser una verbena volante llena de luces que despierte a los vecinos del aeropuerto.

Y una vez que el avión despega y coge altura, las vuelven a encender. Pero como son unos cachondos, aprovechan el rato de penumbra para cambiar las bombillas de la cabina por unas con el triple de potencia, de forma que cuando la luz vuelve, en el rato en el que te habitúas a la nueva luz, no sabes si has despegado, si estás en el cielo con los angelitos o en un anuncio de Ariel con todo blanco – blanquísimo.

Llegué a las 3h del viernes, recogí el equipaje y un taxi hasta el zulo.

Al llegar a casa, comprobé que los tiradores de la cremallera de la maleta habían sido partidos y el candado había desparecido. Así que ahora tengo una maleta muy incómoda de abrir y cerrar e imposible de cerrar con un candado.

Conclusión: Retraso de 7 horas, pago de un taxi para ir a casa y equipaje dañado.

En el aeropuerto de Madrid puse una reclamación. Y en el de Dublín quise ponerla pero en el mostrador de RyanAir sólo había una chica que la única cosa que hacía era dar pequeños papeles con la dirección postal y el fax de Atención al Cliente de RyanAir.

Así que el viernes escribí una carta de queja a RyanAir con todo y se la mandé por la tarde, adjuntando copia de la tarjeta de embarque, copia de la reclamación puesta en Madrid y foto del daño ocasionado a la maleta.

¿Tendré algún tipo de premio o se reirán de mí otra vez? Me da que ambas opciones tienen las mismas posibilidades.

14 Responses to “Volare”

  1. oria Says:

    A mi hace unos añitos Ryanair me dio un cheque que superaba el precio de mi maleta (porque cuando me pregunataron el valor de mi maleta dije una cifra grande porque no estaba segura) para que me comprara otra.

  2. memoru Says:

    Si lo hicieron por tu bien, hombre. Como el aeropuerto que tenéis en Madrí es tan grande y tú llevas tanto tiempo fuera, así le echabas un ojo y tal. Espero que al menos lo de la reclamación llegue a buen puerto:/

    Ah, y no preguntes, las madres son así. Al parir sufren una transformación en el ADN que les hace creer que, como tienen poder sobre ti, ese poder es extensible al resto de los seres humanos. Suerte tuviste de que tu madre parece un ente normal; mi señora ídem habría sacado de machete en cero coma xD

  3. Alfonso Armenta Says:

    Cómo me alegro de haber pasado las vacaciones de invierno en Dublín…

  4. alberto Says:

    me suena la historia de algo. no seria el mismo vuelo del otro rafa no?.
    Ay ryanair ryanair.

  5. HernanKowalsky Says:

    estoy convencido que fuisteis en el mismo vuelo XDDDD

  6. Rafa Says:

    Claro que fuimos en el mismo, conocimos a medio pasaje y hasta le presenté una moza para que compartiera el taxi al centro…

  7. Patrick Ryan Says:

    Jodidos aeropuertos. Lo malo es haber tenido el desbarajuste en RyanAir, que anda por las terminales antiguas; al menos la terminal 4 de barajas es “entretenida”. Aunque peor es la T1 de Charles de Gaulle.

    Lo de las luces en los aviones, parece ser que es para que en caso de un problema en el despegue, si hubiese que hacer una evacuación de emergencia la gente ya estuviese acostumbrada a estar en la penumbra, cuanto menos es lo que me han comentado alguna vez y que no suena del todo ilógico.

  8. theearlybird Says:

    oria: Gracias por la información. Estaré preparado para cuando me llamen. Me llamarán? Cómo reclamaste tú? Porque yo he reclamado por carta, ya que era la única opción que me dieron en el mostrador de RyanAir al llegar a Dublín a las 3 de la mañana.

    memoru: jajajajaaaaaa. Para ser sincero, es posible que mi madre también fuera un poco con el machete, jejejeeeee. Qué vergüenza pasé! Espero que esto sirva para pensar en lo que me dice antes de seguirla.

    Alfonso Armenta: Qué va, hombre! Si podía ser mucho peor!! 😀

    alberto & HernanKolwalsky: Efectivamente fuimos en el mismo vuelo. Vosotros sabéis lo que es aguantar a Rafa durante tantas horas? Y sabéis que él piensa lo mismo? jajajajajaaaa

    Rafa: Gracias por la presentación de la moza. Aunque ya todo me daba igual, al menos compartí gastos camino a casa. La pregunta ahora es… Nos cobrará RyanAir por hacer que conociéramos gente?

    Patrick Ryan: Ryan?? De los Ryan de toda la vida? Tienes algo que ver con RyanAir? Me puedes gestionar la queja para que me paguen 1.000 € por daños morales y tal? 🙂
    Lo de las luces que dices sí que parece tener lógica. Interesante. Al menos más lógica que aprender a usar el chaleco salvavidas en un vuelo Madrid – Navarra, jajajajaaaaaa

  9. oria Says:

    A ver, yo tenía una maleta q siempre se me rompía en la rueda cuando volaba. Y hasta ese momento todas la compañías me mandaban a la misma tienda de Madrid (porque vivía en Madrid) a arreglarla por la cara. Pero con Ryanair, además de tener que guardarme la pegatina que te pegan en el pasaporte/hoja de vuelo o donde le de al del mostrador pues puse una reclamación en el aeropuerto de Valladolid. La moza dio visto bueno de lo que reclamaba y valoré mi maleta al alza porque sabía que me darían menos.Me tocó mandar carta y después ellos me mandaron un cheque con el que me compré una maleta enorme que aún tengo y me sobró dinero.

    Creo que este fue el proceso, pero no estoy segura del todo porque fue en el verano de 2004.

  10. ana Says:

    Y lo que ejercitaste la paciencia???…………..eso no tiene precio Rafa, un principio de año muy zen gracias a ryanair.

  11. theearlybird Says:

    oria: Gracias por la explicación!! Ahora a ver si hay suerte y RyanAir se digna a llamarme. Otro problema es que yo ví mi maleta rota al llegar a casa. Aunque revisar una maleta a las 3 de la mañana tras 7 horas de retraso no es el mejor momento, no?

    ana: haré lo que pueda por pensar que me han hecho un favor, aunque no sé si conseguiré asumirlo de esa manera. En cualquier caso, que no me hagan más favores del estilo, jajajaaaa 😀

  12. Sileno Says:

    loco no sabes lo que escribes

  13. theearlybird Says:

    Ein?🙂
    Si te refieres a que los de RyanAir me vayan a compensar, aunque sea mínimamente, por algo, tienes razón. No sé lo que escribo, porque ni siquiera me van a mandar un email diciendo “Te jodes”.😀

  14. Satanico Says:

    Eres un crack!!😄

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s