Análisis de la Primera Semana de Guardia

La primera semana de guardia por fin terminó. Gracias a dios no hubo llamadas, al menos llamadas reales.

El primer día probé la resistencia del móvil contra el suelo del Lidl. El muy rencoroso me la estuvo guardando hasta el sábado. El sábado nos habíamos reunido unos cuantos en casa de unos amigos. Cada cierto tiempo iba mirando el móvil por si había sonado y no me había dado cuenta. En una de ésas, miro el móvil y me encuentro la pantalla en negro. Ayayayayayyyy. Que se había apagado. Y por supuesto, yo no me sabía el PIN para volver a encenderlo. Jijijiiiiii. Mejor no pensar si alguien llama a un teléfono de guardia y le sale el contestador…

Ahí terminó la fiesta para mí y me fui a casa a ver si conectándome al trabajo desde casa, encontraba algún documento que tuviera escrito el PIN del móvil. Por el camino, mandé un SMS a Juan y luego llamé a mi jefe (si puedes quedar mal, ¿por qué no hacerlo cuanto antes?). De Juan no hubo noticias. Y el contestador fue la única respuesta de mi jefe. Así que también a él le mandé un SMS.

Cuando ya estaba a unos 15 min de mi casa, me llegó la respuesta de mi jefe con el PIN, así que pude recuperar al móvil para la causa. Y ahí terminó mi sábado festivo. Sigo sin saber cómo se apagó el móvil, aunque sigo pensando que fue una represalia por el golpe del primer día. Para que luego hablen de la memoria de los elefantes. Un móvil sí que tiene memoria (y mala leche).

Y el jueves fue la despedida de tres personas de la empresa. ¿Y qué mejor manera que pasarlo bien a costa del niño? ¿Qué más da si el niño está al borde del infarto? ¿No lo está casi siempre? Pues supongo que eso pensaron y se dedicaron a sacarle provecho.

Así que durante las pintas, el móvil empezó a sonar. Salí del bar pensando que era una broma, aunque no las tenía todas conmigo, y ahí me encuentro a 4 tíos alrededor de otro que hablaba por un móvil. Por supuesto, todos partidos de risa. Cabrones…

A eso de las doce de la noche yo estaba ya en casa y ellos se iban de discotecas. Y el móvil volvió a sonar. Esta vez se lo curraron un poco más, aunque las pintas ya habían hecho suficiente mella en ellos como para estar lo suficientemente seguro de que era broma de nuevo y atreverme a un “I’ll kill you tomorrow!!” Aquello empezaba a parecerse a las llamadas de los Simpsons entre Moe y Bart.

Pero el récord vino a la 1.11h. Estaba yo totalmente sopa, cuando me despierta el móvil. El número que llamaba esta vez, lo había grabado en la agenda del móvil en una de las llamadas anteriores como “Joking Phone 1”, así que por lo menos no llegué al infarto y lo dejé sonar hasta que colgaron.

Si es que son unos colegas y unos profesionales… Pero estos mamones han abierto la veda, jejejejeeeeeee

One Response to “Análisis de la Primera Semana de Guardia”

  1. Black Hole Says:

    ¡¡¡¡¡Veeeengaaaaanzaaaaa!!!!!😀

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s