Paintball-eando

Por una de esas “extrañas” cosas que tienen algunas empresas, sobraba algo de presupuesto para organizar un Team Event. Después de barajar otras opciones, se decidió ir a pegarnos unos tiros al Paintball. Así que dejamos la oficina unas horas antes de lo normal y nos piramos todos juntos de la mano…

Para no variar la primera en la frente. Nos meten en una especie de barracón de obra y nos explican las reglas. El instructor debía de haber salido directamente de la cárcel. Una pinta horrible, la típica que te hace cruzar la calle cuando lo ves venir. Y un acento y una velocidad hablando que para qué las prisas. Ahí estaba yo partiéndome el pecho (internamente) pensando “No me estoy enterando de nada. Si hay algo peligroso en esto, me temo que me enteraré cuando ya lo haya hecho”. Al menos había algunas reglas escritas y pude enterarme de “No disparar a menos de 10 m”. O algo así. Que la distancia creo que no la ví bien.

En el mismo barracón, o contenedor de obra, pero muy militar fashion, nos ponemos sobre la ropa unos monos así muy de camuflaje y muy… muy… muy rotos, y las máscaras. Y nos encaminamos al campo de batalla.

El campo de batalla era una especie de aparcamiento donde en lugar de muchos coches había colocados estratégicamente (al tuntún) unos montones de neumáticos o barriles metálicos (supongo que en su momento contuvieron algo muy tóxico, por supuesto). Hubiese estado mejor una pequeña parte de un bosque o un parque, pero viendo como estaba aquello, lleno de pelotitas de pintura, creo que lo mejor es dejar el bosque en paz y no estropearlo más con estupideces humanas.

Se organizaron varios juegos de los que no entendí prácticamente nada. Así que la idea era disparar a lo que se moviese y maricón el último. Pues al poco de empezar la coña esta, me voy a asomar por un lado de los neumáticos que me cubrían y me encuentro a uno viniendo directamente hacia mí. Yo ahí entré en modo pánico y olvidé la única regla que conocía: le pegué varios tiros a bocajarro a una distancia de unos dos metros (y el desgraciado seguía sin morirse). Sólo me faltó pegarle con el propio rifle. Dejé de disparar cuando a mi cerebro le dio por escuchar y traducir lo que el árbitro decía: “Surrender”. Ahí fue cuando creí entender que si alguien llega hasta tu posición te tienes que rendir, es decir, recular hacia atrás hasta el anterior parapeto. Que por otra parte es lo mismo que pasa cuando te disparan. Levantas la mano para que no te sigan disparando (aunque nadie te garantiza que dejen de dispararte, jajajaaa) y reculas hasta el parapeto anterior.

Pero los tiros que le pegué no se los quita nadie. Por listo. Y las bolitas no veas cómo escuecen incluso desde lejos. Y las marcas que dejan en el cuerpo. Además, la capa externa es como de plástico o goma algo dura y al romperse, no es raro que te haga algún pequeño corte (y así, amigas, nos deshacemos de esa sangre de más que tanto nos molesta y que es tan poco estética ahora que viene el verano).

Y para finalizar, el último juego consistió en colocarnos en dos filas. Una frente a la otra y a unos 10 – 15 m de distancia y rellenarnos la mitad del cargador. Objetivo: a la voz de “Ya”, descargar el cargador contra la fila de enfrente. Una especie de fusilamiento mutuo. Para que todos nos fuésemos marcaditos a casa. En realidad, se trató de un “agradable” masaje activador de la circulación sanguínea.

Y una vez visto lo que es esto del Paintball, que podría llamarse perfectamente Painball, me quedo con el futbolín.

4 Responses to “Paintball-eando”

  1. Ozora Says:

    Pero en estos casos se aprovecha para cebarte con los que te caen mal en la empresa, ni surrender ni pollas😛

  2. Black Hole Says:

    Afiu… si llega a ser en mi primer trabajo ni disparos ni leches, le arreo en la cabeza con el rifle directamente😀

  3. theearlybird Says:

    Ozora: la verdad es que sí, lo que pasa es que ninguno me cae mal, jajajajajaaaa. Seguro que cuando me caiga alguno mal, no hacen esto del Paintball.

    Black Hole: Buff… miedo me da preguntar qué te hicieron en el primer trabajo… No te gustó tu primer trabajo?? Si la informática es muy entretenida y agradecida!!! (porque creo que eres informático, no?)

  4. Black Hole Says:

    Informático, y divertido era… pero lo gracioso era cuando entre semana había que entrar a la 1.30 de la madrugada y venía el jefe al día siguiente preguntando porque a las 8am tenías sueño… ¬_¬

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s