Entrevistas (IV)

Ya me respondieron los de la segunda entrevista. Y no fue con una oferta. Por lo visto, mi nivel de inglés no es suficiente. Entiendo que hayan encontrado a alguien mejor que yo que además tiene mejor inglés (ninguna de las dos cosas es difícil), pero me hubiera gustado algo más currado que un simple “tu nivel de inglés no es suficiente”. Para eso, no se necesitan 2 entrevistas. Supongo que estoy molesto, porque para la primera entrevista perdí un sick day (al acumular varios te dan un warning en la empresa) y el bonus por el despido (776 €) y para la segunda perdí un día de vacaciones…

Desde entonces, hice más entrevistas. En total estaba vivo en 5 procesos de selección. En los 2 más avanzados, había hecho 1 entrevista telefónica y 2 cara a cara. Pues como suele pasar, nadie te hace ni caso hasta que por algún motivo desconocido, te conviertes en alguien (y hasta te lo crees).

Hace dos viernes me hicieron una oferta en firme en esas 2 empresas. Parece que se hubiesen puesto de acuerdo por lo similar de la oferta. Así que un fin de semana intentando decidir cuál coger. No deja de ser una decisión hecha por instinto porque se necesitan meses para saber si has acertado (y ni aún así).

Al final cogí la que creo que me va a gustar más y empiezo el 2 de enero. La oferta es tan buena que hasta que no empiece a trabajar no me lo voy a terminar de creer. A partir del 2 voy a tener muchos dolores de cabeza entre el trabajo y el idioma, pero no me importa nada porque la situación actual supera con creces las previsiones más optimistas.

Lo mejor de todo es que, una vez que volví a tener trabajo en la misma empresa en la que trabajaba, me dediqué a hacer entrevistas diciendo cosas que se supone que no deberías decir nunca. La idea era hacerlo un poco al principio para ver qué resultado daba. Si el resultado era positivo, significaba que entraba a trabajar sin haber exagerado mi CV ni mis conocimientos. Y sorpresa, 2 empresas se interesan en un suicida así.

A la primera entrevista presencial en la empresa en la que al final entro a trabajar el día 2, llegué sin saber siquiera el nombre del entrevistador. Con las prisas al salir de la oficina olvidé mirarlo por última vez y no lo llevaba escrito en ningún papel como hago en todas las entrevistas.

Durante la entrevista me preguntan si conozco algo de la empresa. Les digo que sí y cuando me indican que les diga algo, me pongo a pensar y no recuerdo nada. Es cierto que había mirado su página web, pero se me había olvidado todo y no quería tirarme a la piscina no fuera que les diera la descripción de otra de las empresas en las que estaba haciendo entrevistas. En mi defensa diré que para poder salir antes de la oficina y poder ir a la entrevista, tuve que prescindir de la hora de la comida y de los descansos, así que llegué un poco (más) atontado. Segundo detalle negativo.

Después de la batería de preguntas técnicas, estamos hablando y acabo reconociendo que no me gustan los frameworks propietarios (desarrollados por la propia empresa) porque casi siempre he trabajado con ellos y además de tenerlos que aprender, no te sirven fuera de la empresa a la que pertenecen. Tras esto, veo sus caras y les pregunto “Tenéis un framework desarrollado por vosotros, ¿verdad?”. Pues así es. Otro punto para mí. Unas risas las que estamos haciendo en la entrevista.

En la segunda entrevista presencial me preguntaron qué tal trabajaba bajo presión. He respondido que mejoro un poco, pero que si la presión dura un mes, que no me gusta nada. Entre eso y la cara que he puesto, creo que ha quedado claro lo que pienso de la presión. En realidad, bajo presión, me hago caquita.

También me preguntan si estoy dispuesto a viajar. Les digo que sí, pero que no estoy dispuesto a cambiar de residencia, que he venido a Dublín y que aquí me quiero quedar una temporada larga. Evidentemente, estoy dispuesto a viajar. Fíjate si estoy dispuesto, que estoy en Dublín haciendo no sé qué. Además, el baño de la habitación del hotel al que me manden, será más grande que mi casa entera. Jajajajaaa.

Otra cosa divertida fue cuando en alguna pregunta el entrevistador me dice “Please, be honest”. Entiendo que lo pida, otra cosa es que alguien le haga caso. Criaturita. En lo que a mí respecta me hizo gracia, porque con mi inglés, bastante tenía con hacerme entender, lo que significaba que más de una vez estaba tan concentrado buscando cómo decir algo que acababa metiéndome en algún jardín del que era difícil salir sin haber dicho algo de mí que no quería decir.

Y en la segunda entrevista presencial en la otra empresa que también me hizo una oferta en firme, me iban preguntando por algunas de las cosas que tenía puestas en el CV. Pues con 2 cojones y medio cerebro, me dediqué a responder en unas cuantas que yo lo había utilizado pero que lo había configurado otro. Poco más o menos, estás reconociendo que rellenas CV como un campeón. Pues después de esto, ellos también estaban interesados en mí. Impresionante.

Una última cosa interesante, es que en la empresa en la que me quedo, antes de hacerme ninguna oferta, me pidieron referencias de jefes que había tenido en los proyectos en los que había trabajado en las empresas en las que he estado. Alguna de ellos ha sido complicada encontrarlo, porque con la rotación que hay en España, vete a buscarlos ahora. Con seguridad sé que llamaron a mi jefe en Irlanda y a mi último jefe en España.

Con todo esto no quiero dar a entender que son unos torpes en sus procesos de selección. De hecho, pienso todo lo contrario. He estado más cómodo en ellos que en los que hice en España y me han parecido más interesantes. Por otra parte, una vez que me han dado la oportunidad de trabajar en Irlanda como informático, me voy a dejar los cuernos trabajando e intentando aprender todo lo posible.

Lo importante, es que empiezo el año con lo que vine buscando. Un trabajo de informático en Dublín. Y estoy muy contento.

4 Responses to “Entrevistas (IV)”

  1. BigFredi Says:

    Mi más sinceras congratulations.

    Por cierto, espero que hallas preguntado por el dress code de la empresa, a ver si vas a empezar triunfando el primer día.😛

    Es broma, no creo que pase nada…

  2. theearlybird Says:

    Siempre me faltan preguntas….

    ¿Qué es eso del “dress code”? Si te refieres a las normas de vestir en el curro, en la primera entrevista me hicieron picar un pequeño programa. La finalidad no era que funcionase (aunque no estaba de más), sino ver cómo estructuraba el código y cómo era de guarro programando. Eso lo hice en uno de los PCs donde ellos estaban trabajando y lo que ví es que la mayoría van con camiseta. De todas formas, he aprovechado mi viaje a España para traerme alguna camisita de mi tamaño y no las sábanas del Penneys. Eso sí, de traje, nada de nada.

  3. BigFredi Says:

    Pues si, lo del dress code es la política de ropa.

    Pues na, felicidades y a descansar que la próxima semana toca empezar en un curro de verdad,

  4. miguev Says:

    Muchas felicidades campeón, ahora disfruta estas pequeñas vacaciones y descansa para empezar con energías renovadas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s