Teleoperata

Ya le voy cogiendo el truquillo a esto. Coger el truquillo significa que ya sólo pregunto la respuesta, al problema que me plantea el usuario, el 90% de las veces.

Lo que no deja de tener su gracia son algunos de los problemas y/o usuarios que recibes. Ejemplos:

1.- Usuario que conecta su PDA al GPS y te dice que al cabo de un rato empezó a salir humo y tuvo que tirar del cable que va al mechero “porque se le iba a quemar el coche”. Evidentemente, la primera pregunta para acotar el problema es: ¿los mapas de su GPS tienen efectos especiales? Por lo visto, no era el caso, así que nos encontrábamos ante una pequeña avería.

2.- El periodista. Tenemos uno que siempre deja caer que es periodista. Un fenómeno. Debe suponer que eso acojona, porque podemos creer que puede escribir algún tipo de artículo u opinión desacreditando a la compañía. ¿De verdad piensa que me importa la compañía para la que trabajo? ¿Me ha preguntado mi opinión sobre ella? Si trabajo de teleoperador… ¿piensa que dirijo el garito o que tengo acciones? ¿Sabe siquiera que el servicio técnico está subcontratado? Haga el favor de escribir lo que sea, pero hágalo. Sólo le pido que me avise antes. Tengo información privilegiada. ¿Será payaso?

3.- El que está muy decepcionado y va a pasarse a la competencia. Este tipo de usuario ya está tardando en cumplir su amenaza. Ganamos los dos. O no. Porque seguro que en la competencia está alguno de sus primos haciendo lo mismo pero en sentido contrario. ¡¡Y seguro que ninguno necesita una PDA para nada!!

4.- Los “abogados”. Este tipo de usuario suele tener la PDA jodida por algo que no cubre la garantía. Y no les gusta oír eso (a mí tampoco me gustaría oírlo teniendo en cuenta lo que cuesta una PDA, pero sigo sin poder hacer nada más que lo que me permiten hacer). Empiezan a decir que ellos no han hecho nada para que se estropee y que eso no puede ser, que no puede estar fuera de garantía, que eso es ilegal. Yo les contesto que no sé de leyes. ¡¡Y responden que ellos sí saben!! Pues nada, empiecen su cruzada contra el departamento jurídico de la empresa, pero a mí no me mareen más que al final del día hay estadísticas de mi trabajo y ni ellos ni yo estamos avanzando.

5.- “La parienta”. Me da grima cómo suena, pero ahí está ella. Es como de la familia. Cada día tiene una incidencia con la PDA y lo lleva fatal. Es muy simpática pero tiene tres problemas. El primero es que tiene una PDA, el segundo es que tiene un teléfono, y el tercero, es que no sabe usar uno de los dos (como pista diré que al teléfono es una máquina, aguanta horas y horas sin desfallecer lo más mínimo). Lo mejor es que te dice que no sabe qué hacer, que tiene ganas de llorar. No es que no me importe que se ponga a llorar (sólo lo dice, no lo hace), sino que siendo objetivos, no debería pasarlo tan mal, CUANDO HACE DOS DÍAS QUE LE FORMATEÉ LA MÁQUINA. Es imposible que haya perdido mucha información, que por otra parte, no ha perdido porque tiene una copia de la carpeta correspondiente en su flamante Mac. Y yo no había usado un Mac jamás, así que aprenderemos juntos. Me parece que tendré una clase diaria… Jajajaaaaaaa

6.- Los cabreados. Muchas consultas, muchos tests, unas cuantas reparaciones. Algo se puede escapar y al final siempre hay alguno cabreado, normalmente con razón, que piensa que estoy ahí para putearle. Que me divierte. Que tengo la necesidad de hacerle la vida imposible porque lo paso bien y no tengo nada mejor que hacer. Que si qué clase de soporte estamos dando… ¡¡Pues el que decide la compañía!! Si realmente le fuera mal, invertiría más en el soporte. Será que el número de cabreados no es suficiente como para pensar que el soporte es malo…

Trabajar en un soporte técnico te deja extrañas sensaciones cuando te encuentras ante una reparación fuera de garantía. Casi siempre entiendes al usuario porque te identificas con él. Sabes lo que se siente cuando estás en su situación. En algunos casos ves que le están haciendo una faena pero, a veces, también está alterado y no te trata muy educadamente. Así que le entiendes y te identificas, pero también te dan ganas de mandarle a la mierda por ser tan plasta. Yo sólo puedo ofrecerle lo que puedo, nada más. Muchas veces no estás de acuerdo con las soluciones que le planteas, pero son las que puedes darle, porque no puedes hacer otra cosa. Al fin y al cabo, la compañía no te preguntó y la finalidad de toda empresa es ganar dinero. Para ello busca el equilibrio entre ventas (usuarios contentos con el servicio) y coste de atención al cliente (¿usuarios no tan contentos?). No se puede tener contento a todo el mundo. En ocasiones, no es justo. Pero es lo que hay.

¿Que el usuario quiere interponer una reclamación ante las Administraciones de Consumo competentes? Que lo haga. A mí me gustaría me lo hiciera, pero no se lo puedo decir. Así que poco a poco te vas endureciendo y deja de importarte que no sea justo. No puedes hacer nada. No me pagan por molestar a la gente, pero tampoco para que haga lo que me parece justo ni para que dé mi opinión. Tan fácil como no comprar o reclamar donde hay que reclamar.

6 Responses to “Teleoperata”

  1. alobo Says:

    Muy bueno!! Queremos más posts con texto tuyo y menos memeces pasteadas de sitios de existencialismo chorra!!!

  2. HernanKowalsky Says:

    se te olvido el pringao

    prinago es el tipo al que quieres ayudar pero no ha dicho las palabras mágicas esas que hacen que haya que darle lo que merece,
    el que dice se me cayó la PDA cuando deberia callarse y que se la reparen en garantía,
    el que te llama con cierto modelo que no es capaz de hacer porcentajes😛 y se traga lo de estamos trabjando en ello.
    El que lo ha enviado 3 veces a reparar pero siempre acepta otra más en vez de decir que leches que se lo cambien.
    El que dice que ha perdido el cargador en vez de decir no funciona.

    y otras muchas más cosas

    el pringao siempre te habla bien, es amable y resignado pero es un pringao porque es demasiado bueno.

    Ademas esta el Señor X que tiene una PDA y al que a estas alturas conocemos todos de nombre y apellidos porque siempre le pasa algo, se le rompia se le perdian los paquetes, le llegaba la que no era o le volvía sin reparar.

    en fin, vete aprendiendo ingles y buscando de lo tuyo😀

  3. Ozora Says:

    Vamos, ya estas tardando en buscar algo de picata que se te rifan !

    http://jobsearch.monster.ie/jobsearch.asp?cy=ie&brd=1&sort=rv&vw=d&q=j2ee

  4. TheEarlyBird Says:

    – ¿”existencialismo chorra”? ¡¡Eehh, que a mí me gusta!! Es lo que pasa cuando no tienes cerebro, que con cualquier cosa, me creo que pienso… Ahora es cuando puedo apostar contigo que en menos de lo que esperas el comentario será al contrario. “¡¡Más memeces de otros y menos idioeteces tuyas!! ¡¡Que ya te huele!!” Jajaaaaaa

    – Ops, pues es cierto. Se me olvidó el pringao. Creo que se me olvidó porque no era un caso con el que podía ser sarcástico e irónico. Es cierto que es un pringao… ¡pero es que me cae bien! Supongo que me identifico (preferiría identificarme con otro, pero es lo que hay)

    – ¿Aprender inglés? Un día escribo algo sobre esto de aprender inglés ¿Buscar de lo mío? Me vine, porque no me terminaba de gustar lo que hacía. Creo que no me gustaba la forma de trabajar más que lo que hacía en sí mismo. Me gustaría evitar volver a esa situación, así que quiero saber qué es lo que más me apetece hacer y ver si puedo intentarlo como junior, junior. Quizá me mole programar menos y más configurar e instalar servidores (Apache, CVS, …) y saber de certificados, seguridad y cosas así. La ventaja es que no volveré a oír lo de “No, no, no. Esto NO FUNCIONA porque no es del color que quiero”. A saber qué nuevas estupideces oiré (pero serán nuevas).
    El problema es que veo el enlace que me has mandado y se me ponen los dientes largos con las pelas y con pensar que hasta me van a valorar un poquito (algo que jamás pensé en España). Intentaré aclararme y dentro de poco empezaré a moverme un poco para tantear. También le daré un pequeño empuje al problema de autoestima, jejejejjeeeeeee 😉

  5. miguev Says:

    No sé cuántas líneas leí antes de saber dónde trabajas, pero fueron pocas. Luego al ver los comentarios ya no queda lugar a dudas.
    Ánimo y aguanta, no es un trabajo ideal pero ya tienes sustento… a partir del segundo més (ouch).

  6. theearlybird Says:

    Uhm… Pero el nombre de la compañía no está en ningún sitio, ¿no?. ¿Cómo sabes dónde trabajo? He visto tu blog y sé que estás en Dublín, pero me falta la relación que tienes con algunos de los que han escrito por aquí.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s